martes, 19 de febrero de 2008

La táctica en el fútbol (III)

Ahora que ya se saben "de pe a pa" el cuadro de los principios tácticos, creo que estamos en condiciones de proseguir nuestra disertación futbolística. Habrán observado que en los cuadros del profesor Vila los principios se encuentran agrupados según la diferente presencia del componente individual o colectivo en su ejecución. Denle la importancia debida, ya que esta y otras asociaciones de principios resultan de lo más útiles a la hora de preparar tareas de entrenamiento. Me explico, todos ustedes saben que el tiempo en las sesiones es un producto más que escaso; pues bien, si conseguimos crear ejercicios que se ocupen, específica pero conjuntamente, de varios principios tácticos, habremos solucionado en gran medida ese problema de escasez temporal. Pero claro, para que esta asociación resulte lógica, factible y eficaz, debemos trabajar sólo principios marcadamente relacionados entre sí, sea por ese criterio cuantitativo utilizado por mi maestro, o por otros igual de válidos que veremos a continuación. Pero antes, y para saber exactamente a que nos estamos refiriendo, delimitemos brevemente las acciones fundamentales que componen los principios tácticos más relevantes:

Principios ofensivos:

1-Desmarque: Escapar del control del adversario.
2-Contraataque: Atacar rápidamente aprovechando la desorganización del rival.
3-Ataque: Acercar el balón a la portería rival.
4-Espacios libres: Crear y ocupar lugares sin contrario.
5-Conservación: Mantener la posesión.
6-Temporización: Ejecutar de manera lenta para sacar ventaja.
7-Ritmo de juego: Desarrollar un patrón definido en las intensidades de los esfuerzos.
8-Cambio de ritmo: Modificar esas intensidades.
9-Cambio de orientación: Variar la trayectoria de los envíos.
10-Progresión: Jugar mediante acciones perpendiculares a la portería.
11-Apoyo: Dejarse ver por el compañero en posesión del balón.
12-Paredes: Entregar y devolver inmediatamente el balón.
13-Ayudas permanentes: Ofrecer soluciones continuas al compañero.
14-Carga: Contactar físicamente con el rival en defensa del balón.
15-Desdoblamientos: Ocupar espacios atrasados abandonados por el compañero en ataque.
16-Vigilancia: Controlar visualmente al rival previendo un cambio en la posesión.
17-Amplitud: Jugar por las bandas.
18-Velocidad: Ejecutar con rapidez las acciones de juego.

Principios defensivos

19-Marcaje: Vigilar estrechamente al adversario.
20-Vigilancia: Controlar visualmente al rival.
21-Cobertura: Estar en disposición de actuar ante un rival que ha superado a un compañero.
22-Permuta: Intercambiar la posición con un compañero que sale en auxilio.
23-Entrada: Acometer al poseedor del balón.
24-Temporización: Retardar las acciones defensivas en espera de auxilio u otra ventaja.
25-Anticipación: Adelantarse a las intenciones del atacante rival.
26-Interceptación: Cortar la trayectoria del balón en poder del contrario.
27-Carga: Contactar físicamente con el rival para arrebatarle el esférico.
28-Ayudas permanentes: Auxiliar continuamente al compañero que defiende.
29-Repliegue: Retroceder rápidamente en busca de orden y protección para defender.
30-Pressing: Acosar continua y colectivamente al contrario que tiene la pelota.
31-Desdoblamientos: Ocupar espacios avanzados abandonados por compañeros en defensa.

Para facilitar su entrenamiento, noten que los principios han sido ordenados siguiendo criterios cualitativos sucesivos, de forma que los principios con número par se relacionan con el impar que les precede. Así el 2 se puede entrenar fácilmente con el 1, el 20 con el 19, etc, etc.
También resultaría muy operativo el trabajo conjunto de principios ofensivos y defensivos, ya que la mayoría de las tareas contarán con un equipo que ataca y otro que defiende. Ejemplos muy claros de principios de ambos tipos interconectados serían marcaje y desmarque, pressing y conservación de balón, o contraataque y repliegue.
Aunque quizá la forma más útil de trabajar combinadamente los principios responda a criterios de localización en el espacio (demarcación en el terreno de juego), ya que la especialización del jugador es la última tendencia en el entrenamiento del futbolista. Veamos un ejemplo de posibles asociaciones de principios por puesto:

Porteros: Vigilancia, anticipación, entrada, cambio de orientación, ritmo, temporización.
Laterales: Desdoblamientos, progresión, marcaje, profundidad.
Centrales: Vigilancia, cobertura, marcaje, interceptación, entrada, profundidad.
Mediocentros: Conservación, apoyos, ayudas permanentes, temporización, interceptación.
Interiores y mediapuntas: Paredes, amplitud, profundidad, apoyos.
Extremos y delanteros: Amplitud, ataque, contraataque, pressing, desmarque.

En todo caso, dependiendo del sistema de juego que hayamos escogido (¿recuerdan?) predominarán unos principios sobre otros en cada una de las demarcaciones de juego. Pero no deben olvidar que todos los principios aparecen a lo largo del juego, por lo que TODOS ellos deben ser perfectamente dominados por sus jugadores.
Este empeño mío en clasificar y agrupar los comportamientos tácticos en aras a facilitar su correcto trabajo se lo debo a David Sánchez, otro de mis excelentes profesores de táctica en el curso regional de entrenadores. De él, también pude extraer las enseñanzas con las que se encontrarán en mi próxima entrega de esta saga. Les doy una pista: ¿qué significará que haya remarcado en negrita algunas palabras al hablarles de los principios tácticos?. Por si no se habían percatado de ello, compruébenlo retrocediendo unos cuantos párrafos en este post, y especulen hasta el próximo episodio sobre sus posibles explicaciones.

No hay comentarios:

Entradas relacionadas