lunes, 10 de agosto de 2009

El scouting en el fútbol (I)

Existen dos maneras de contemplar un encuentro de fútbol, la lúdica y la profesional. La primera es la divertida, e incluye todo partido presenciado tomando una cervecita (o diez), preferiblemente entre amigos, y despotricando contra el equipo rival, árbitro incluido. Luego está el modo profesional, que no resulta tan excitante, pero que no deja de tener su punto entretenido. Es lo que se conoce por scouting, que en cristiano quiere decir exploración, y que no es otra cosa que la tarea de análisis intelectual y casi científico que realizan los informadores y ojeadores de los equipos de fútbol con los partidos que presencian.

El scouting suele dividirse en dos clases según su objeto de análisis. Si éste se centra en los equipos contendientes, hablamos de scouting de adversarios, pero si el punto de mira principal se pone en los futbolistas, nos hallaremos ante el scouting de jugadores. Generalmente, ambos tipos de observación difieren también en su finalidad. Mientras que la contemplación de rivales tiene como meta dotar al equipo del ojeador de los conocimientos suficientes para, en un enfrentamiento no muy lejano en el tiempo, poder contrarrestar las fortalezas (o aprovechar las debilidades) de la escuadra analizada, el scouting de jugadores pretende, sobre todo, evaluar las aptitudes de los futbolistas "espíados" con vistas a una posible incorporación al equipo para el que trabaje el ojeador.

En las próximas entregas de esta serie de posts analizaré, más pormenorizadamente y por separado, cada una de estas clases de observación futbolística, e incluiré también algunos consejos generales que nos posibiliten ejercer estas tareas con la mayor eficacia posible. De todas maneras, y pese a lo atractivo que les pueda parecer ejercer actividad intelectual mientras contemplan un partido de fútbol, deben saber, antes de que profundicen más en esta original manera de ver el balompié, que se encuentran ante un camino sin retorno, y que, una vez comiencen a hacerse preguntas sobre sistemas tácticos, formas de construcción del juego o sobre las tomas de decisiones de los futbolistas, difícilmente conseguirán volver a disfrutar de la contemplación pasional de este deporte, tal y como, presumo, venían haciendo hasta ahora. Así que repasen las imágenes que he insertado en esta entrada, y si todavía se identifican más con las ilustraciones segunda y tercera que con la dispuesta en la cabecera, por favor, ni se les ocurra leer las inminentes entregas que publicaré sobre el asunto este del scouting en el fútbol. Avisados quedan. No me echen en cara luego que no se lo advertí.

3 comentarios:

Séneca dijo...

el futbol va perdiendo interés xq siempre van ganando los mismos y perdiendo los mismitos.
Te acabo de dejar un comentario en lo de los ordenadores rotos,espero contestación.
Gracias mil

Omar dijo...

Hola, mira el futbol argentino y vas a encontrar dos cosas: Nunca ganan los "mismos" (ni pierden, obviamente los mismos) y tampoco hacen scouting!

Un saludo!

Jorge Bejarano dijo...

Me funcionó, gracias

Saludos de Costa Rica!

Entradas relacionadas