sábado, 20 de septiembre de 2008

En ocasiones, veo porterías de fútbol

No sé si conocen el anuncio en que Fernando Alonso nos confiesa que, cuando era un adolescente sin carnet de conducir, cualquier objeto le recordaba a un automóvil. El "simpático" piloto de F-1 veía coches por todas partes. Pues a mí me sucede algo parecido, pero con el fútbol.

Les cuento mi plan para este fin de semana. El sábado a las cinco, iré a ver un partido de fútbol juvenil en directo; a las siete, otro. Y a las 10 de la noche, el partido de La Sexta. El domingo me levantaré temprano para pasar la mañana jugando al fútbol con una peña de aficionados. Al mediodía, ponen la liga italiana, y justo al acabar, empezará el partido de mi "Depor". Luego ya sólo me quedarán por ver, el Madrid a las 7, y el Barcelona a las nueve de la noche. Aunque cabe la posibilidad de que, cerca de la medianoche, le eche también un vistacillo al Newell's-Independiente de la liga argentina.

Así que, visto lo visto, no sería raro que acabe efectuando extravagancias similares a las que realiza, Remi Gaillard, el protagonista de este divertido video viral que me ha enviado mi socio Ojodeorux, supongo que a modo de indirecta nada sutil.



No hay comentarios:

Entradas relacionadas