lunes, 13 de abril de 2009

Futbol aposicional: sistema v.e.t.

Visión, espacio y tiempo. Eso es lo que significan las iniciales v.e.t. Fue precisamente la alusión que en su reseña se hacía a la gran importancia de estos conceptos en el fútbol, lo que me impulsó a adquirir (y a leer inmediatamente) este antiguo libro, tristemente arrinconado en una modesta tienda de objetos usados. Comprueben aquí como no es, en absoluto, nuevo este interés mío por los asuntos espacio-temporales.

El sistema v.e.t. fue creado por Vicente Agraz (lamento no poder aportar información fiable alguna acerca del autor) en los primeros años 70, y su plasmación en papel obtuvo el prestigioso premio Herakles, entiendo que más por su originalidad que por la rigurosidad de su contenido. Lo cual no deja de tener su mérito, ya que no debía de resultar nada fácil en 1972 renegar públicamente (como veremos) de todas las ideas y concepciones futbolísticas preponderantes hasta ese momento, y conseguir un galardón universitario en vez de una camisa de fuerza. Y eso es exactamente lo que se atrevió a postular Vicente Agraz. Con dos cojo...

En las imágenes diseminadas por esta entrada pueden observar (sólo a modo de curiosidad) algunos esquemas sobre el v.e.t. extraídos del propio libro. El primero de ellos refleja la división de los jugadores en dos grupos bien diferenciados, el base (ofensor o resistente, según quien posea el balón) y el protector (o linea principal de resistencia de cada equipo). El resto de diagramas, como explican sus respectivas leyendas, se corresponden con las diferentes zonas o espacios de juego.

Naturalmente, no pretendo que se aprendan esta curiosa (inocente, incluso) terminología del autor, ni que se compren o lean el libro (aunque si lo encuentran, no estaría de más) con la intención de poner en práctica el método descrito. No, quédense más con el espíritu que con sus formas, porque el paso de los años las ha superado y convertido en obsoletas. Pero los que sí se cumplieron y están todavía plenamente vigentes, son muchos de sus conceptos más generales. Se los resumo en cinco sencillos puntos que creo que les pueden ser de notable utilidad:

1-Preminencia del grupo sobre el jugador.
2-Sustitución del marcaje individual por el zonal (no tal y como lo conocemos, pero zonal, en todo caso).
3-Importancia máxima del proceso decisional, determinado principalmente por la capacidad perceptiva espacio-temporal, y los conocimientos del juego colectivo del futbolista.
4-Búsqueda de la victoria a través de la superación absoluta del adversario. No sirve ganar de cualquier manera, se debe derrotar al contrario en todos las facetas del juego, para evitar que factores exógenos como la suerte, lesiones, sanciones o los arbitrajes adquieran un papel relevante que no merecen, y, sobre todo, para casi garantizar que las victorias lleguen con asiduidad.

5-Por último, y quizá sea éste el punto más significativo, primacía de la inteligencia sobre las capacidades físicas. Se consiguen así jugadores polivalentes, que no necesitan instalarse en una posición concreta para poder conocer sus funciones. Su saber (también en el sentido de "know how") futbolístico debe llegar a un grado tal que les permita desempeñar correctamente cualquier cometido sobre el campo y, siempre, en el momento espacio-temporal más adecuado.

Pues hasta aquí puedo leer. Si les ha interesado el tema, háganmelo saber con sus comentarios. Quizá logren que me anime a digitalizar íntegramente este viejo manual y así poder compartirlo con todos ustedes.


7 comentarios:

Anónimo dijo...

pues si te fuera posible si te agradeceria compartir este interesante libro.

No me deja de sorprender que una publicacion antigua haya pasado tan desapercibida.

Popeso Dudando dijo...

No prometo nada pero si saco algo de tiempo (no sé yo...) me pongo a escanearlo y lo cuelgo en issuu, scribd o alguna página así. Pero, por si no me animo, lo puedes adquirir de segunda mano aquí.
Pero repito que es sólo una curiosidad y lo que propone strictu sensu es pueril.

Clan de Fútbol dijo...

Esta entrada no me deja comentar. No aparece mi anterior comentario sobre el interés de un entrenador valenciano por el libro.

Popeso Dudando dijo...

Pues éste comentario sí ha salido. ¿Qué es eso del interés de un entrenador valenciano?. Cuenta, anda, JR

CLAN DE FÚTBOL dijo...

Pues que un entrenador valenciano se ha interesado por el libro, pero ya le he indicado la forma de conseguirlo. Es un místico del entrenamiento. Vamos, creo que como tú.
Sigue escribiendo. Te leemos. Que tengas un buen día

Sergio dijo...

Hace un año... publicalo por favor!

Paco Agraz dijo...

Conviví muchos años con el autor (mi tío) y les puedo asegurar que fue una lucha muy difícil pues el "negocio de la carne en vivo" no permitía que alguien cambiase las estructuras.
Entrenó mucho antes de escribir. Y, por sus logros, salieron crónicas hasta en la "Hoja Parroquial " de alguno de sus equipos de 2ª división. En otro, se le arrodillaron y le llamaron "San Vicente Agraz". Llegó, incluso, a entrenar a algún equipo
en sudamerica "por correspondencia", aunque con dudoso resultado.
La primera parte del libro, entiendo yo que es totalmente vigente. Y deberían aprenderlo todos los jugadores.
La segunda parte, nunca fue ensayada por falta de apoyos. Unicamente pedía que le dejasen un equipo formado por jugadores de los banquillos de 1ª o 2ª división o jóvenes promesas y un lugar para entrenar. No tuvo nunca la ocasión de demostrar lo que postulaba.
Muchas gracias por interesarse por esta publicación.

Entradas relacionadas