jueves, 27 de marzo de 2008

¿El asesino de Mariluz?


Si no han reproducido el video (extraído de elmundo.es) de la cabecera, háganlo ahora. Contiene unas palabras de Santiago del Valle, recientemente detenido en un pueblo de Cuenca, acusado de ser el causante de la muerte de la niña Mariluz Cortés. Estas declaraciones fueron realizadas hace unos pocos años, cuando este individuo (por llamarle algo) acusó a un profesor de gimnasia de abusar de su hija de 5 años. Le exigía 60.000 € como indemnización. Al final, se descubrió que había sido el propio Santiago del Valle quien había violado a su pequeña niña. Fue condenado por ello y estuvo en prisión, pero por estas cosas que tiene nuestro sistema judicial, actualmente, gozaba de absoluta libertad.

¿Las han oído ya?, ¿sí?. Entonces creo que ninguno de ustedes tendrá ya la menor duda acerca de si este sujeto puede ser el asesino de la niña onubense. Y no creo que sea atentar contra la presunción de inocencia, considerar culpable a un energúmeno que es capaz de violar a su propia hija, de acusar falsamente a un inocente, y de intentar extorsionarlo. Y si a esto le sumamos que era vecino de la niña, que se mudó tras la desaparición de la cría, y que en este video afirma (supuestamente, para defenderse) que, antes que abusar de su hija, se aprovecharía de otra que no fuera de su familia, pues lo único que no alcanzo a entender es como las fuerzas de seguridad no lo detuvieron antes.

La niña de la imagen es Mariluz. Para ser exactos, era. Ella no entendía de leyes, ni de permisos penitenciarios, ni de eximentes por transtorno mental, ni de ninguna de estas cosas de mayores. No, a ella sólo le interesaban los dulces, los juguetes y la música de los gitanos como ella. Gitanos a los que será difícil convencer de que no apliquen sus propias leyes para conseguir justicia, de que deben confíar en las leyes hechas por los payos, esas mismas normas que no impidieron que un pederasta condenado disfrutase de libertad, y pudiese, así, terminar con la vida de su pequeña.

Acabo de volver a ver el video de este depravado, e inmediatamente, mis ojos se han posado sobre el rostro angelical de esta inocente niña. ¿Saben que les digo?; que ojalá lo suelten por falta de pruebas. Y creo que se me entiende.

Entradas relacionadas:
-Era el violador del chándal
-Madeleine

Que le afeiten la cabeza y le ejecuten

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Entiendo la indignación, el estupor que nos ha provocado a todos esta historia tremenda, desde la desaparción y posterior hallazgo del cadáver de la pequeña hasta la detención de su presunto asesino. Entiendo también, cómo no, el dolor de la familia, y la pena que comparte con ella el resto de las personas decentes y aún así no puedo aceptar el resto de la exposición del articulo.Creo firmemente que no podemos admitir que se haga "justicia" fuera de la justicia. Hay que luchar porque las leyes y su aplicación sean más justas y equitativas...pero lo demás, lo que se aparta de esa premisa, se convertiría en el todo vale, y si creyéramos y aplicáramos esa máxima, no podríamos (con)vivir.

Popeso Dudando dijo...

Tienes toda la razón.
Pero es que la entrada la escribí desde las tripas.
Mi cabeza no está de acuerdo con lo que he escrito. Pero lo que he tecleado es sincero con mis sentimientos. Al menos, con los que tengo ahora, en caliente.
Pero admiro tu sentido común. No lo dudes.

Iván dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, este tipo tenian que soltarlo... y hacer justicia.
No puedes ser que pase unos años en prision, pasados unos cuantos (no muchos)se le libere por buen comportamiento.. por pitos y flautas, con eso de que pasa el tiempo y las cosas se "olvidan".. y vuelva a salir ala calle.. incluso dandole proteccion, nuevo nombre o vete tu a saber para evitar que lo cojan.
Esta mierda con todo el perdon para la gente que pueda leer esto, tiene q sufrir y pagar.
Lo siento pero soy lo mas racional del mundo,pero algo asi es inconcebible. la justicia española es de verguenza, y tiene que cambiar YA!!
CADENA PERPETUA,PENA DE MUERTE
lo que haga falta para que la gente digna de vivir en paz no quede expuesta a estos hijos de satán.

Popeso Dudando dijo...

Yo ya no sé que decir.
La pena de muerte no me gusta, pero vamos tampoco soy de los que se rasgan las vestiduras porque todavía se aplique en muchos países. Hay tantos atentados al derecho a la vida, que la ejecución tras un juicio justo no me puede parecer de los peores.
La cadena perpetua, sea en cárceles o en psiquiátricos, para este tipo de delincuencia, se me antoja que podría ser válida. Y no porque esta gentuza no se pueda rehabilitar, que también, si no por la especial gravedad del delito cometido.
Y sí, la justicia española funciona mal. Pero la mayor parte de la culpa no la tienen los jueces, fiscales y abogados. Los medios tanto materiales como económicos, así como la legislación a aplicar, dependen de los políticos. Y los políticos son los que hemos votado. Así que quizás nos estemos quejando en la ventanilla equivocada.

Entradas relacionadas