martes, 7 de agosto de 2007

Madeleine


Me he enterado por las noticias de La Vanguardia de que la investigación en torno a la desaparición de la tristemente célebre niña británica está tomando un rumbo inesperado.

Sólo espero que no vayan por ahí los tiros, y no lo digo tanto por el hecho de que la cría esté muerta, que más o menos todos nos lo suponemos, sino por el asunto de la hipotética posible participación de los padres.
No, no y no. No puede ser verdad. Me niego a creerlo.
Tengo poca fe en el ser humano, pero como esto se confirme, ya no me quedará ninguna.
En fin, sólo nos queda esperar...y rezar.

No hay comentarios:

Entradas relacionadas