viernes, 20 de febrero de 2009

Decíamos ayer

Con esta expresión reinició sus clases universitarias el poeta del XVI, Fray Luis de León. Yo, aunque afortunadamente no he estado, como él, todo este largo tiempo de ausencia en las nada caritativas manos de la Santa Inquisición, se la tomo prestada y procedo, con total naturalidad, a mi reincorporación a esta bitácora.

Una de las novedades que me han llamado más la atención en esta etapa de retiro, ha sido el proceso de consolidación del reproductor portátil de libros electrónicos. Me estoy refiriendo al lanzamiento de la nueva versión del famoso Kindle de Amazon. Vean:


Como se habrán percatado, en cuanto consigan hacerlo flexible y que soporte el café hirviendo derramado, se comerá con patatas al libro tradicional. Bueno, también tendrán que bajar lo bastante de precio ya que todavía ronda los 300 €. Así que lío habemus con las pequeñas librerías, las editoriales y las sociedades gestoras de derechos de autor. Porque por cada descarga de pago con la que llenarlo, se harán otras cuarenta más por la jeta. Que la gente en internet somos así de espléndidos.. Tiempo al tiempo, ¿qué se apuestan?.

Pero mientras este inexorable suceso se va desarrollando, yo prefiero continuar leyendo, a la manera clásica, versos tan bellos y sabios como los que les transcribo a continuación, y que, no podía ser de otra manera, fueron escritos por mi hoy homenajeado Fray Luis de León:

"Vivir quiero conmigo,
gozar quiero del bien que debo al cielo,
a solas, sin testigo,
libre de amor, de celo,
de odio, de esperanzas, de recelo."

2 comentarios:

Ojodeorux dijo...

Hola socio. Me alegra saber que has vuelto. Un saludo.

Popeso Dudando dijo...

Lo mismo te digo, galo. Que hace ya casi dos mese que ando por aquí de nuevo. ¡Ah!, y también por este otro sitio

Entradas relacionadas