sábado, 16 de agosto de 2008

Uy, uy, uy, uy, mi gata hace ay, ay, ay, ay

Perdonen la calidad de las imágenes pero mi teléfono móvil es a los píxeles, lo que el aceite es al agua. El animalito de la foto no es otro que Lucy, la protagonista del título de este humilde blog, y el motivo de que lleve un collarín y de que su "residencia de verano" sea una caja de cartón es que acaba de ser sometida a una delicada intervención quirúrgica.

Aforunadamente, parece que la cosa ha salido bastante bien, y la recuperación va mejor de lo previsto. Ella, como pueden comprobar, sigue con sus antiguos hábitos y se pasa todo el día durmiendo, como si no tuviera en su abdomen más puntos que el Real Madrid en sus buenos tiempos.

Finalizo felicitando sinceramente, y este es el auténtico motivo de publicar esta entrada, al equipo veterinario encabezado por Alfonso Chico Carballas, por su buen hacer profesional y su infinita paciencia (y valor) para lidiar con el complicado (es un eufemismo, claro) caracter de nuestra querida mascota. Si ustedes viven en A Coruña y tienen un animal doméstico que, lamentablemente, necesite cuidados veterinarios, les recomiendo que acudan al centro quirúrgico que dirige este facultativo en la calle Juan Flórez, 91. Si necesitan más datos, busquénlos en esta tarjeta autografiada, que yo no me puedo distraer mucho porque Lucy parece estar planeando fugarse de su cárcel de cartón, y todavía debería permanecer unos cuantos días más en reposo.


5 comentarios:

José Ramón (Tu amigo de Clan de Fútbol) dijo...

Deseo la pronta recuperación de Lucy. Entiendo el amor por los animales. Por mucho que les demos, nunca llegaremos, ni por asomo, a conseguir lo que de ellos recibimos.

Popeso Dudando dijo...

Está fantástica, gracias. Y no te falta razón en eso que dices. Aunque tendrías que conocer a Lucy, je, je. Menudo elemento esta hecha.

José Ramón (Clan) dijo...

¿Cómo está Lucy? Espero que vaya bien su proceso de recuperación. Pon al corriente a tus seguidores.

Popeso Dudando dijo...

En plena forma. Ha dejado ya la caja y ahora va tropezando con todo lo que se encuentra, ya que el collar le dificulta la visión y el olfato. Gracias.

José Ramón (Clan de Fútbol) dijo...

No nos has dicho ya nada más de Lucy. Supongo que estará ya totalmente recuperada. Salud para todos.

Entradas relacionadas