jueves, 10 de abril de 2008

Apadrinando al gato

Para ser exactos, "apadrinando", "adoptando" o "acogiendo", que cualquiera de esas tres modalidades de ayuda serán bien recibidas en Aldea Felina o Gatocan, las asociaciones protectoras de gatos que operan en La Coruña.

Soy muy consciente de que el mundo está lleno de gente que sufre, que en este mismo momento seguro que algún niño se estará muriendo de hambre, y que guerras, epidemias, y todo tipo de atrocidades igual de horribles son habituales en esta deshumanizada sociedad que hemos creado. Pero no creo que echar una mano a unos animales abandonados, sea proporcionándoles un hogar, o sea mediante donaciones que permitan su manutención, vaya en contra de ninguna de esas causas, obviamente, más prioritarias.

Además, este blog se titula "Acariciando al gato", así que no puedo ni debo ser imparcial en estos asuntos. ¿Cómo podría mirar a la cara a mi pobre Lucy (foto en columna derecha del blog) si desde aquí no promociono las causas gatunas?. Así que háganme este favor, visiten las webs de las asociaciones (estas u otras más próximas a su ciudad), entérense de cuales son sus necesidades y, sobre todo, colaboren o persuadan a otros para que lo hagan, que es lo que estoy tratando de lograr yo. Y si aún no les he convencido del todo, creo que harían bien en volver a mirar la imagen de cabecera de esta entrada. ¿Van a permitir que a ese gatito se le caigan las lágrimas?.


No hay comentarios:

Entradas relacionadas