domingo, 10 de febrero de 2008

¡Qué tostón!

Pues menos mal que ella es feliz. Pero si no nos lo llega a decir en el título de su último trabajo (segundo en solitario, primero tras dejar "Presuntos implicados"), jamás hubieramos podido deducir de sus canciones que Sole Giménez, pudiera sentirse así. Aunque lo más probable es que su alegría venga más causada por el excelente trabajo de Photoshop realizado en la carátula frontal del CD (aunque no se lo crean, ella es la atractiva mujer de la imagen de la cabecera), que por el resultado final del producto que acaba de poner en el mercado.

Y no me entiendan mal, no es que el disco no tenga cierta calidad; de hecho está bien producido y su sonido es ciertamente pulcro. Y no sería justo ocultar que ella posee una hermosa voz y un estilo más que personal. Pero que quieren que les diga, al medio minuto de ponerme a escucharlo, ya estaba bostezando. Me aburren sus melodías, sus letras, su modo de entonar. En fin, que toda ella es un auténtico ladrillo.

Pero bueno, al menos ha salido mona en la portada. Y no es poco.

Enlaces relacionados:

No hay comentarios:

Entradas relacionadas