viernes, 12 de octubre de 2007

La Torre de Hércules


Andan entusiasmados en mi ciudad (lean esto) con la candidatura de la Torre de Hércules, su monumento más señero, a la categoría de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

Yo no sé muy bien lo que puede significar para La Coruña, que su célebre faro adquiera tal categoría, pero, en cualquier caso, celebro que por una vez toda la clase política se haya puesto de acuerdo en algo. Sólo por haber conseguido eso, creo que se merecería un premio Nobel como mínimo.

Se preguntarán qué sentido tiene que haya puesto una imagen nocturna de "la Torre" en la que poco puede apreciarse su estupenda arquitectura. Les explico; así es como la hemos visto muchos coruñeses (al menos los que ahora andamos rondando los cuarenta) en la mayor parte de las ocasiones.

Y es que los que no éramos turistas, no solíamos ir a visitarla durante el día, en el horario de atención al público. Debo confesarles que, apenas, he subido un par de veces sus retorcidas escaleras. No, los de aquí, los que dormimos en su mismo barrio (Monte alto), sólo nos dejábamos caer por allí, algunas noches, cuando, curiosamente, nos acercábamos al faro buscando la paradójica oscuridad que reinaba bajo su potente foco. ¿Qué por qué?. Les daré unas cuantas pistas con las que fácilmente encontrarán la respuesta: chica y chico, coche, bonito paisaje y poca luz.

No sé si hay posibilidades reales de que consiga el reconocimiento al que aspira, pero sí les puedo asegurar que disfrutar de una buena compañía bajo la penumbra de este maravilloso faro romano, sí que es una experiencia a la que debería tener derecho toda la humanidad. Y no se lo cuento de oídas, creánme.

2 comentarios:

franKeinas dijo...

A ver si de una vez por todas se reconoce como Patrimonio de la Humanidad. Por cierto, nunca he probado a hacer guarrerías debajo de la torre, si del Millenium, pero de la torre aún no. A ver si con la excusa de que va a ser patrimonio cae alguna :).

Popeso Dudando dijo...

Anda si resulta que el Millenium sirve para algo.
Me alegro por ti paisano, disfruta de nuestros monumentos que a mi ya no me dejan.

Entradas relacionadas