miércoles, 10 de febrero de 2010

La tumba misteriosa (X)


Pero si el osario encontrado en la tumba de Talpiot con la inscripción “Mariamne e Mara” corresponde a María Magdalena, entonces surgen algunas preguntas...

La creencia más común, basada en la tradición medieval, es que tras la muerte de Jesús, sus discípulos fueron expulsados de Judea y dispersados por todo el mundo antiguo, extendiendo de este modo la palabra de Dios. Según la tradición cristiana, María Magdalena habría viajado a la actual Francia, predicado la nueva religión y fallecido allí. Sin embargo en el evangelio de Felipe, el texto que contiene el relato más antiguo de la vida y los viajes de María Magdalena, ella no muere en Francia: regresa al valle del Jordán y es allí donde fallece y es enterrada. ¿Sería, pues, tan extraño encontrar a María Magdalena en la tumba de Jesús?

Pero aquí encontramos una nueva dificultad: la de Talpiot es una tumba familiar: no deberíamos esperar hallar en ella osarios pertenecientes a personas no emparentadas familiarmente. Sin embargo, no hay ninguna relación familiar conocida entre Jesús y María Magdalena.

Un equipo de investigación decidió entonces estudiar el ADN obtenido de fragmentos de huesos y residuos encontrados en los osarios. Los investigadores fueron capaces de extraer muestras utilizables de sólo dos de ellos: los que llevaban las inscripciones “Yehshúah Bar Yoshef” y “Mariamne e Mara”. Las muestras fueron enviadas al laboratorio de paleoADN de la Universidad de Lakehead, en Canadá, uno de los cinco laboratorios en el mundo capaces de analizar ADN antiguo. Las muestras de ADN nuclear se encontraban muy deterioradas, pero el laboratorio fue capaz de recuperar muestras de ADN mitocondrial. El ADN mitocondrial se transmite exclusivamente por línea materna, así que su análisis sólo permite discernir si dos o más individuos están, o no, emparentados por esa vía.

En este caso el laboratorio determinó que los restos de los individuos depositados en los mencionados osarios no estaban emparentados por línea materna. De acuerdo con el Profesor Dr. Carney Matheson, del laboratorio de paleoADN, dado que ambas muestras habían sido extraídas de dos osarios pertenecientes a una misma tumba familiar, lo más probable es que dichos individuos hubieran sido marido y mujer. ¿No les viene a la memoria el famoso Código da Vinci?

No hay comentarios:

Entradas relacionadas