domingo, 7 de febrero de 2010

La tumba misteriosa (III)


El Jesús de los evangelios fue hijo de de María y José. Pero lo que mucha gente no sabe es que según la tradición cristiana tuvo dos hermanas: Miriam y Salomé. Y el evangelio de San Mateo nos dice que tuvo cuatro hermanos: Simón, Judas, Jacob (Santiago) y José.

Su padre adoptivo, José, descendía del rey David; pero José probablemente murió en Nazaret y fue enterrado allí, no en Jerusalén, así que no sería previsible encontrar su osario en la tumba familiar.

Su madre, María, también era de la estirpe del rey David; pero según la tradición cristiana, y a diferencia de su esposo, María sí habría muerto en Jerusalén.

Y en la misma tumba del osario con la inscripción “Jesús, hijo de José” se encontró otro nombre: “Mariah”, una versión latina de la Miriam hebrea. Y es así, precisamente, como aparece en los textos bíblicos al referirse a la madre de Jesús. Ya el primer evangelista, San Marcos, emplea esta forma latinizada de nombre para referirse a la virgen. Es muy raro ver ese nombre así escrito en hebreo: de los miles de osarios descubiertos hasta la fecha en el antiguo Jerusalén sólo ocho muestran nombres latinos transcritos en hebreo, lo que sugiere un status especial.


¿Podría ser esta “Mariah” la madre del Jesús bíblico?

No hay comentarios:

Entradas relacionadas