lunes, 22 de septiembre de 2008

Curiosa la nueva cara de Melendi

Y no me refiero a su evidente cambio de look. Como pueden comprobar, el cantante asturiano se ha quitado las rastas, e incluso se ha lavado el pelo. Pero lo más interesante y sorprendente es que esta metamorfosis no se ha ceñido solamente a su aspecto estético sino que, afortunadamente, también ha afectado a su aletargada faceta creativa.

"Curiosa la cara de tu padre" es el título del recién publicado cuarto trabajo de Melendi, y no podía tener título más apropiado. Yo, que ando casi rondando la edad de los progenitores de sus adolescentes fans, me he quedado de piedra al escuchar este inesperado disco. Venía dispuesto a criticarlo duramente, a machacarlo y a hacerlo pedacitos, incluso. Pero no va a poder ser; resulta que, contra todo pronóstico, estamos ante un señor disco.


Pues sí, Melendi, el cantante más repetitivo de los últimos tiempos. El mismo que compuso una canción medio buena, y se creó una imagen simpática y canalla de la que poder vivir durante unos cuantos años, ha sabido evolucionar para bien. Nunca lo hubiera creído, pero los temas que incluye este cd demuestran que, escondido tras unas sucias trenzas, había un brillante músico, de múltiples y diferentes caras. Quizá tantas como las que pueden ver en el widget incluido un poco más arriba.

Por concretar un poco, en este disco encontrarán un par de canciones macarrillas como "En ocasiones veo muertos" y "Curiosa la cara de tu padre", posíblemente, la peor de todas. Pero hay también algo de pop, rock'n'roll, boleros, rancheras e incluso folk. Eso sí, todo ello, más o menos aderezado de su habitual soniquete rumbero. Puestos a recomendarles algún tema, quizá me quedaría con "Qué más puede salir mal" y "Como una vela", ambas bastante alejadas del estereotipo musical de su autor. También es curiosa la ranchera, "Las cosas del amor", que recuerda un poco al maestro Joaquín Sabina. Y qué decir del increíble último tema, "Los premios Pinocho", o de la deliciosa rumbita "Déjame vivir".

Sin embargo, el tema que con el que les dejo aquí para que se vayan corriendo a la tienda a comprar este disco, no será ninguno de los doce que aparecen en la lista de canciones del cd. Se llama "La mi mozuca", y se encuentra oculto tras el corte número doce. No les diré nada más, pero les juro que es Melendi, aunque les extrañe. Escúchenlo, a ver qué les parece.


No hay comentarios:

Entradas relacionadas