jueves, 28 de agosto de 2008

Una chica de verdad

Les presento a Bianca. Es un poco inexpresiva, pero mona, ¿no creen?. Bianca es la novia de Lars, el protagonista de "Lars and the real girl", la película de la que hoy les quiero hablar, y que sorprendentemente está en la cartelera de un multicine de mi ciudad. Y recalco mi extrañeza porque no es habitual en estas salas programar películas independientes del pasado año. Y menos aún, en versión original subtitulada.

Les resumo su planteamiento inicial: Lars es un treintañero muy tímido que vive en un pueblo del norte de Canadá, y cuya vida social gira en torno a su trabajo, la iglesia y la especial relación que mantiene con su hermano y cuñada. Cuando ésta le comunica que va a ser tío, este pequeño cosmos se resquebraja. Inmediatamente, Lars se compra una muñeca de tamaño natural por internet, y la presenta ante toda la comunidad como su auténtica novia, ya que él está convencido de que es una mujer de verdad. A partir de ahí..., bueno, casi mejor no les cuento más, no sea que se decidan a verla.

Ya sé que estarán pensando que el argumento es una chorrada, y que nada bueno puede salir de él. Pues se equivocan, "Lars y una chica de verdad" es una obra inteligente, divertida y que no deja indiferente a nadie. O eso creo, porque les confieso que yo, pensando que jamás la programarían en los cines de A Coruña, la ví on-line, en versión original sin subtítulos. Así que no descartaría la posibilidad de que haya entendido todo al revés, y que la película sea un completo peñazo.

Si les apetece imitarme, y dominan el inglés, pueden contemplar (y descargar) esta interesante y bien interpretada comedia sólo con trastear un poquito en estos enlaces: parte 1, parte 2, parte 3 y parte 4. En caso contrario, levanten, por una vez, su cuadrado trasero del sofá, y lleven a su mujer (o muñeca) al cine. Que lo pasen bien, y ya me contarán.


Entradas relacionadas