martes, 26 de agosto de 2008

Obama manía

No se confundan, que un servidor todavía no ha caído rendido ante los encantos del flamante candidato demócrata a la presidencia del imperio. Es, más bien, todo lo contrario. Quizá no puedan entenderlo, pero he separado las dos palabras del título del post porque le tengo algo de tirria a Barack Obama.

Realmente, no es culpa suya; incluso comparto, en general, sus posturas políticas. Pero lo que no trago es que nos lo quieran vender como el futuro primer presidente negro de los Estados Unidos. Y no quiero decir con esto que no vaya a ganar; de hecho, estoy convencido de que lo hará. Lo que, realmente, pretendo señalar es una obviedad en la que nadie parece reparar: Barack Obama no es negro. Queda muy "cool" y progre apoyar a un candidato de color, pero por mucho que se empeñen algunos, no estamos ante ese caso.

¿Saben quien es (era, pues falleció hace 13 años) la sonrosada mujer de la fotografía de cabecera?. Pues, Ann Dunham Soetoro, la madre de Obama. Vamos a ver, que yo sepa, si una persona de raza negra y otra de raza blanca tienen un hijo en común, lo que conciben es un mulato. Puede tirar más a moreno que a pálido (que no es el caso de Barack, por cierto), pero no será un negro propiamente dicho. O al menos, no más que un blanco.

Y puestos a seguir con la chorradita esta del color, vayan a este enlace e intenten resolver el acertijo titulado "¿Quién es el negro?", creado por un menda con la utilidad Xooco. No es tan fácil, se lo aseguro.

Acabo con una aclaración; quizá muchos de ustedes estén pensando que esta entrada no es políticamente correcta. Pues bien, permítanme decirles que ya me he dado cuenta. Y ésa es precisamente su principal y, acaso, única virtud.

4 comentarios:

NeoconsNO dijo...

Te la coges con papel de fumar. Por la misma regla de tres los españoles mal que nos pese somos, fenicios, griegos, cartagineses, romanos, godos, vandalos, suevos, alanos..., judíos y musulmanes. Obama es negro porque así está considerado socialmente en su país que es lo que cuenta. Las demás consideraciones son chorradas emanadas de nefandos chascarrillos de tertuliano neocon en la madrasha episcopal.

Popeso Dudando dijo...

Pues nada que tienes razón. Es negro, canta espirituales y sirve a la señorita Escarlata. ¿No te das cuenta que su color es lo de menos?. Lo que me da rabia de los que apoyan a Obama es que consideren su piel como un valor añadido. Lo importante son las ideas, cuando nos daremos cuenta.

NeoconsNo dijo...

Yo creo que eres tú el que da un cierto "valor añadido" al color de la piel de Obama con lo de que:"..Es negro, canta espirituales y sirve a la señorita Escarlata". El valor del color de la piel es lo que precisamente ahora nos predican los que dicen que Obama no es negro para vendernos que sus ideas y su éxito son producto de sus cromosomas blancos. Evidentememte el color de su piel no es un valor añadido para él y son sus ideas lo que importa, pero en otra época no muy lejana en el tiempo, éstas no tendrían ni siquiera un segundo de evaluación por ser un negro en su país y no digamos en el nuestro donde algún ulema que otro desde la madrasha episcopal se pasa muchas mañanas carcajeándose de "...esos moritos...". Yo no considero el color de la piel de Obama como un valor añadido de él pero sí que es un valor añadido de la evolución de la sociedad de su país donde parece ser que los negros no sólo cantan ya espirituales ni sirven a señoritas escarlatas. No somos nosotros, los que apoyamos a Obama, los que nos fijamos en el color de su piel, otros son los que lo hacen para buscarle desesperadamente el blanco entre los cromosomas

Popeso Dudando dijo...

Me alegra que pienses así. Tenemos más en común de lo que parece. Quizá no nos explicamos del todo bien, porque en el fondo creo que estamos diciendo lo mismo.

Entradas relacionadas