martes, 12 de agosto de 2008

España a los ojos de un anglosajón

Pues sí, una gran paella es lo que les parece España a los "guiris" que se han quedado a vivir un tiempo en nuestro país. O eso es lo que he deducido yo al leer lo que éstos cuentan de nosotros en la web "Spain expat", una página dedicada a informar a aquellos extranjeros (preferiblemente de lengua inglesa) que se acaban de instalar en la península, o que se están pensando aceptar una oferta laboral en esta curiosa tierra.

La verdad es que, tópicos aparte, la opinión que tienen de nosotros es bastante mejor de lo que pensaba, y, seguramente, de la que nos merecemos. Sin ánimo de estropearles la sorpresa, en caso de que visiten su página, les haré un breve resumen de lo que más les llama la atención a los extranjeros, para bien y para mal, de lo que se encuentran al llegar a nuestra gloriosa nación de naciones (je, je). Vamos allá:

Les gusta:
1- La siesta. Creo que es porque es el único momento en que no hablamos gritando.
2- La comida. Tranquilo Ferrá Adriá, que me refiero a la paella y a la sangría.
3- Las fiestas populares. A pesar de que, según he leído, no las suelen entender. Sobre todo el "Entierro de la sardina". Que no se preocupen, que nosotros tampoco lo comprendemos. Ni falta que nos hace.
4- Los médicos. Se ve que los hospitalarios (nunca mejor dicho) doctores hispanos no tratan igual a los "invitados" que a los "autóctonos".
5- El tiempo. Vengan a Galicia, que les voy a decir dos cositas sobre la climatología patria.

Odian:
1- La impuntualidad. ¿Y qué prisa tenemos?. Total, para salir a tomar algo con un "guiri"...
2- Las camisetas de fútbol que nos ponemos los domingos. Pues menos mal que no se han fijado en el chándal, el periódico y los zapatos.
3- Algunos precios sólo para extranjeros. Parece ser que la hostelería hispana está a la última, y le da por la customización de sus tarifas.
4- Las mujeres. Aunque este odio sólo viene de parte de sus congéneres anglosajonas. Quizá tenga algo que ver con las babas que se les caen a sus maridos cuando se cruzan con alguna de las morenazas que circulan por aquí.
5- La burocracia. Vamos a ver, la única explicación a poder levantarse tarde y estar siempre de fiesta es que gran parte de los españoles sean funcionarios. De ahí que haga falta rellenar un papel incluso para morirse.

Pues hasta aquí este breve extracto de lo que se puede leer en expat.com. ¿Qué les han parecido sus opiniones?. Venga, no se corten y cuéntenme algo.

No hay comentarios:

Entradas relacionadas