lunes, 28 de abril de 2008

Si María Pita levantase la cabeza

Este titular relata la forma que tuvo el gobierno español de resolver el secuestro del atunero vasco "Playa de Bakio", que estuvo durante una larga semana en manos de unos piratas somalíes armados hasta los dientes.

Vaya por delante que racionalmente considero que el hecho de que todos los marineros españoles retenidos hayan salvado sus vidas justifica la actuación más que precavida, por no decir timorata, de las autoridades españolas. Así que no acabo de entender muy bien porque me hierve la sangre sólo con leer lo contentos que estamos todos tras haber pagado religiosamente por liberar a nuestros compatriotas retenidos. Quizás sean los los genes de mis antepasados marineros, o tal vez he sido poseído por el espíritu de la temeraria María Pita (en la foto), heroína de mi ciudad, la cual encabezó, en 1589, la rebelión contra el asedió al que La Coruña fue sometida por la armada del corsario Drake, pero esta forma de solucionar el conflicto no ha fortalecido, qué digamos, ni mi orgullo patrio, ni mi autoestima varonil.

"¡Quien tenga honra, que me siga!"

Y con esta rancia confesión no quiero decir que me hubiese gustado ver a Zapatero, nuestro pacifista comandante en jefe, encabezando una operación de rescate al grito que popularizó esta heroína gallega, pero, ¿no creen que aunque sólo fuese por historia, nos hubiéramos merecido haber podido leer un encabezamiento similar a éste (cambiando Francia por España, por supuesto)?:


No hay comentarios:

Entradas relacionadas