Cargando...

sábado, 19 de abril de 2008

La Fotografía 51

Supongo que no muchos de ustedes (no va por ti, Ojodeorux) sabrán qué es o qué representa la extraña imagen conocida como "Photo 51", que he colocado de cabecera en esta entrada. Pero no se preocupen, que ahora mismo les explico.

Lo que tienen ante sus ojos es una representación de la forma B del ADN obtenida por difracción de rayos X, y que sirvió como fundamento para la hipótesis de la estructura doble helicoidal de este ácido vital. Probablemente no hayan entendido gran cosa, pero, si les afirmo que, sin esta fotografía, la ciencia genética estaría todavía en la era de las cavernas, creo que podrán hacerse una idea de lo que supuso este descubrimiento.

La fotografía la obtuvo en 1953 una biofísica inglesa llamada Rosalind Franklin, y que fue injustamente ignorada por la comunidad científica que otorgó todo el mérito de los avances genéticos del siglo XX, premio Nobel de 1962 incluido, a los tres investigadores que se aprovecharon del trabajo de nuestra protagonista.

La historia es sangrante, Wilkins, el celoso compañero de investigación de Rosalind, mostró, sin su conocimiento, la Fotografía 51 a dos científicos rivales, Watson y Crick (en la imagen). Estos tres estudiosos mediante una especie de acoso laboral, "obligan" a su aventajada competidora a abandonar sus trabajos en el campo de la genética, lo cual le impide cuadrar la hipótesis helicoidal del ADN, asunto que años más tarde sí consiguen resolver los tres caraduras antes citados. Es decir, estos tres reputados "Premio Nobel", se aprovecharon dolosamente del talento de su compañera, y la privaron de un reconocimiento al que se había hecho más que merecedora. Afortunada o desgraciadamente, ella nunca fue del todo consciente de lo ocurrido, ya que falleció prematuramente (algo tendría que ver su constante exposición a los rayos x, deduzco) a causa de un cáncer de ovario, cuatro años antes de la concesión del Nobel a sus deshonestos colegas. Además, tristemente, en la época que vivió (1920-1958) no era infrecuente que los científicos de sexo femenino fuesen ninguneadas por sus compañeros varones.

Pues esta es, en resumen, la verdadera historia de la célebre Fotografía 51, y que, afortunadamente, ha salido a la luz en 2002, gracias al libro de Brenda Maddox (The Dark Lady of DNA), y a un documental del año 2003, producido por la cadena Nova en asociación con la BBC (Secret of Photo 51). Y aunque hayan tenido que pasar varias décadas desde los acontecimientos, creo que nunca es tarde para hacer justicia a una gran mujer adelantada a su época, a la cual la humanidad le debe uno de los avances científicos más importantes del siglo XX, y que, a buen seguro, posibilitará inimaginables consecuencias en el presente XXI y sucesivos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas relacionadas