sábado, 12 de enero de 2008

¡Habemus himno!

Quizá se pregunten que por qué he puesto un mapa mudo de España para encabezar esta entrada. Si logran averiguarlo, recuerden contármelo porque se me ha olvidado por completo.

Al margen de esto, yo venía a hablarles del tema del día, los versos escogidos por el comite olímpico español para presentar ante las cortes, y que éstas decidan si merecen convertirse en la letra oficial del himno nacional.

Pero no sé por qué me da que va a ser que no. Quizá sea que me he enterado de las primeras reacciones de algunos de nuestros más estimados políticos, tras conocerse el contenido de las estrofas propuestas. Para no aburrirles, se las resumiré:

-Políticos de derechas y profetas de la única fe verdadera: "Está muy bien que el himno tenga letra, aunque resulta escaso nombrar la palabra patria sólo una vez y el término "España", apenas dos", que traducido a román paladino quiere decir que es imperdonable que no se cite al Generalísimo y que como la letra de Pemán, ninguna.

-Políticos de izquierdas, nacionalistas y progres: "¿Por qué tiene que estar la letra en castellano y qué sentido tiene mencionar la palabra España en el himno nacional?". En este caso lo que realmente nos están comunicando, dicho en idioma algo tabernario, es que les importa un carajo el texto que tenga, porque lo que realmente le jode del himno a esta tropa es su música y la época histórica que les evoca.

Lo cierto es que deberíamos tener muy en cuenta la opinión de gente como Artur Más, Llamazares o Victor Manuel, ya que son, sin duda, los más interesados en que el himno suene bien, ya que por todos es sabido, que en el improbable caso de que retornase el "antiguo régimen", ellos serían los que primero y más fuerte lo entonasen, brazo derecho en alto incluido, me atrevería a apostillar.

Pues esto es lo que hay, amigos. En este país no nos ponemos de acuerdo ni para pagar las copas, así que yo no apostaría un peso (que antiguo soy) a que algún día podamos ver a algunos de nuestros reconocidos deportistas en lo alto de un podio y moviendo los labios.

A estas alturas, imagino que se estarán preguntando que a qué espero para mostrarles esta nueva y polémica letra, cuyo autor, chico listo, permanece en un prudente anonimato. Pues la verdad, es que tengo que reconocerles que la he escuchado sólo una vez esta mañana, y me cogió un tanto adormilado, así que no la recuerdo del todo bien. Aún así, en homenaje a esta gran pero al parecer innombrable nación de naciones, me voy a atrever a cantarles la que creo que era su primera y emocionante estrofa. Todos en pie, por favor:

"Viva España,
el Rey es una araña,
catapum-chim-pum,
el Rey es un atún"

¿No les ha gustado?. Vale, reconozco que esta no es la original. Pero háganme caso, le da sopas con hondas a la de verdad. Mucho más profunda, donde va a parar. Creo que por fin empiezo a comprender aquello del mapa mudo...

Última hora: Según he podido leer en el diario Marca, la cabeza pensante de los maravillosos versos escogidos ha dado, finalmente, la cara. Por extraño que pueda resultar, nadie se la ha partido todavía. Este reconocido bardo se llama Paulino nosequemás, y uno de sus grandes méritos artísticos es el de hacer la compra en el Carrefour los viernes por la mañana.

Fuente: Ojodeorux

2 comentarios:

Ojodeorux dijo...

De todas las críticas que he oído recientemente sobre la ya famosa letra del dichoso himno, ninguna me ha impactado tanto por su profundidad de análisis como ésta de un joven que he leído esta mañana en un periódico local: "¿Verdes valles? ¡Buah! ¿Y qué pasará si viene una ola de sequía?"

Popeso Dudando dijo...

¡Han retirado el himno!Según le escuché a Peñafiel, tras haber leido esta entrada el Rey llamó al COI para decirles que prefería la letra popular propuesta aquí. Y es que eso de ser una araña le hace sentirse como spiderman.

Entradas relacionadas