martes, 16 de octubre de 2007

Paul is dead

Je,je, me encantan las teorías conspirativas, pero, dentro de ellas, la del Paul McCartney falso es una de mis favoritas.

Aún a riesgo de que mi buen amigo Macca, eminente experto en Sir Paul, me recrimine mis probables inexactitudes, les resumiré de qué va, por si no están al tanto.

Según esta teoría, McCartney falleció en 1966, posiblemente de accidente de coche (aunque me resultaba más novelesco su posible asesinato a manos del KuKluxKlan), y fue sustituido por un doble casi perfecto (un tal William Campbell, dicen algunos), para mantener el negocio. Realmente, por lo que tengo entendido, no fue hasta 1969 cuando esta curiosa historia se empezó a difundir. ¿Y en qué se basa?. Pues en "pruebas irrefutables" de todo tipo: interpretaciones rebuscadas de las letras de las canciones de los discos posteriores de los Beatles, vinilos que, pinchados al revés, ocultan mensajes alusivos a esta muerte, diferencias estilísticas entre sus nuevos temas y los anteriores a 1966, y otros cien mil motivos "de peso" más.

Hoy me he encontrado, de pura casualidad, con esta fantástica página dedicada a esta leyenda urbana y, de ahí, que se me haya ocurrido comentarles sobre la cuestión. Pues bien, la web cuenta con informes forenses, análisis faciales e incluso varios foros donde podrán proponer, si lo desean, sus propias hipótesis. De todas formas, si necesitan más información, en aras a poder contrastar "el notición", bastará con que escriban "Paul is dead" en su buscador, y, les aseguro, que se encontrarán con teorías desternillantes que demuestran, sin posibilidad de error, la gigantesca mentira en la que hemos vivido.

Yo, personalmente, para convencerme del fraude del actual McCartney, no he necesitado más que echar un vistazo a la foto que encabeza esta entrada.Obsérvenla bien. Está claro que ése no es nuestro Paul...

... es el ¡CUÑAOOOOOOO!

No hay comentarios:

Entradas relacionadas