lunes, 29 de octubre de 2007

Jiménez Losantos

Pues así visto, no parece tan fiero el leon como lo pintan.

Lamento la decepción de algunos, pero no será ésta, la típica entrada donde se acaba despellejando al protagonista.

A mí, Federico Jiménez Losantos, me resulta, cada día, más interesante. ¡Ojo!, no quiero decir con esto, ni que me parezca buena persona (no tengo el gusto de conocerlo), ni que comparta la mayoría de sus ideas.

Respeto a la gente por los enemigos que tiene, y, desde luego, "Fede" tiene muchos y muy poderosos. Escriban su nombre en Google y encontrarán multitud de páginas donde se le llama de todo menos bonito.

Pero, para mí, es un monstruo, un genio de su profesión, sin duda. Siempre dice lo que sus partidarios desean oír, para, con ello, conseguir sacar de quicio a sus competidores. Quizá mienta (probablemente) o quizá no, pero hace que sus palabras resuenen como dogmas de fe, desde su altar mediático. Conoce al dedillo el campo en que se juega, y sabe, que, mientras sea una máquina de hacer dinero para su empresa, gozará de la inmunidad requerida para proseguir su cruzada. ¿Amoral?, sin duda. Pero, ¿a quién le importa?. Es un clown, un bufón, un provocador que destapa las vergüenzas de lo políticamente correcto, que, por otra parte, no son pocas, y bien está que alguien nos las recuerde.

Odiénlo o quiéranlo, pero, escúchenlo y juzguen ustedes mismos. Porque, para sorpresa de sus detractores e, incluso, del propio radiopredicador, los oyentes disponemos de tamaña capacidad.

(El programa radiofónico de Federico Jiménez Losantos, "La Mañana" se emite de 5 a 12 de la mañana, de Lunes a Viernes en la Cadena Cope.)

No hay comentarios:

Entradas relacionadas