sábado, 1 de septiembre de 2007

La muerte de Manolete

La imagen que están viendo, es la entrañable portada de una revista gráfica de 1947, dedicada a la muerte del genial matador cordobés, ese mismo año. Y ya ven, 60 veranos después, su nombre todavía está en boca de todos. Les recuerdo que aún no hace doce meses, del estreno de la película dedicada a su figura, con Adrien Brody y Penélope Cruz como protagonistas.

El pasado 28 de agosto, en la misma plaza de Linares, donde fue mortalmente cogido, se celebró una corrida de toros, exactamente 60 años después del último festejo que tuvo la desgracia de lidiar, Manolete. Y, casualidad o no, José Tomás, el torero actual que más nos recuerda al matador cordobés, fue gravemente herido por asta de toro, en esta corrida de conmemoración. Más detalles de esta noticia, aquí.

Y no sólo, como hemos visto, algunos se empeñan en revivir el mito, sino que incluso su muerte cuenta con sus propias teorías conspirativas, alimentadas por el hecho de que ésta no se produjo, instantáneamente, tras clavarle Islero (que se ha convertido en el toro más famoso de la historia contando, incluso, con su propio club de fans, formado por reconocidos antitaurinos), su astifino piton derecho a la altura de la arteria femoral, sino que no fue hasta la madrugada del día 29, cuando se pudo certificar su defunción.

De ahí que circulen numerosas leyendas sobre lo que pasó en esas largas horas transcurridas desde su cogida, hasta su muerte. Para que se hagan una idea, van desde los que aseguran que su muerte fue causada por la desdichada actuación de un médico noruego y un medicamento en mal estado, a los que afirman que fue por una transfusión de sangre incompatible. Algunos van más allá, y hablan de un descabellado complot perpetrado por los opositores al régimen del general Franco, el cual, era un rendido admirador del torero cordobés.

Permítanme concluir, recomendándoles que, si les ha interesado algo lo que les acabo de contar, no dejen de echar un vistazo a esta interesante exposición de fotos y, sobre todo, a este otro documento visual, que rememora aquella fatídica tarde de agosto del 47.

No hay comentarios:

Entradas relacionadas