jueves, 27 de septiembre de 2007

De viaje


A ver, hagan sus maletas, preparen sus pasaportes. Nos vamos a Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch. No, no es que se me haya caído el mando a distancia sobre el teclado. Si no me creen, echen un vistazo al interminable cartel de entrada a este pintoresco pueblecito de la isla de Anglesey (Gales). Se trata, al parecer, del topónimo más largo del Reino Unido y el tercero más largo del mundo (no me pregunten cuáles son los dos primeros). Sin embargo, su dominio de internet es el más largo de entre los dominios .com de una sola palabra sin guiones (63 letras).

Por lo visto es un destino turístico muy visitado. Los turistas suelen fotografiarse junto al cartel que pueden ver más arriba (suponemos que emplearán un gran angular para la ocasión). También suelen pedir en el ayuntamiento local que les sellen el pasaporte, probablemente para poder contar a sus familiares, a su regreso, en dónde diablos han estado.

Por cierto, ¿les había dicho el significado del nombre? Pues quiere decir «la iglesia de Santa María en el hueco del avellano blanco cerca de un torbellino rápido y la iglesia de San Tisilo cerca de la gruta roja».

¡Madre del amor hermoso!

No hay comentarios:

Entradas relacionadas