miércoles, 8 de agosto de 2007

Whiskey, Romeo, Zulú.


No sé si habrán visto esta película argentina de hace dos o tres añitos y que ahora estrenan, al menos, en mi ciudad. Está basada en un hecho dramático, el accidente aéreo de un avión de la compañía aérea argentina de bajo coste, LAPA, en el año 1999, con un balance de 67 fallecidos.
En la imagen ven a Enrique Piñeyro, su director y protagonista, que ejerció como piloto comercial de la citada aerolínea hasta que advirtió de sus numerosas irregularidades no demasiado antes del accidente del boeing 737.
Independientemente de los valores artisticos o no del film en cuestión, me gustaría reflexionar sobre la difícil conjunción de los conceptos reducción de costes y seguridad.
Casi todos hemos viajado en estos vuelos baratos que tanto abundan ahora, y aunque me parece fantástico esta democratización del transporte aéreo, no debemos olvidarnos de exigir a las autoridades competentes que cumplan con su función de vigilancia y control del cumplimiento de las medidas de seguridad y calidad necesarias.
La película es un retrato veraz de la corrompida situación de la aeronaútica en la Argentina, pero mucho me temo que no difiera en demasía de lo que ocurre aquí en la madre patria.
Mi amigo Ojodeorux (Ojo de Horus, firma él, de manera pretenciosa), que trabaja en el sector, fue el que me recomendó ver esta película cuando le conté mis planes de recorrer Europa con una de estas compañías chollo.
No sé por qué me da que, este año, tampoco paso de Piedrafita.
Por cierto, si quieren más información e incluso descargar un trailer...ya saben: cliquen, no se corten, que no explota, que este blog low cost (y tan low) que leen, cumple escrupulosamente con todas las normativas de seguridad y prevención de riesgos; que para eso hice un curso a distancia CCC, leñe.

No hay comentarios:

Entradas relacionadas