viernes, 24 de agosto de 2007

Sobran las palabras

Según leo en elpaís.com, esta madrugada la banda terrorista Eta, ha conseguido, por fin, explotar uno de sus artefactos. Llevaban tiempo buscándolo, pero la eficacia policial se lo había impedido hasta hoy. En este caso, afortunadamente, no ha habido víctimas mortales, aunque sí hay dos guardias civiles heridos leves. Espero que se recuperen pronto, y que sus familias superen rápido este mal trago.
No soy muy partidario de expresar en este blog mis ideas políticas, pero me gustaría hacerles, al menos, una pequeña reflexión.
Observen la foto de los terroristas encapuchados con la que he encabezado esta entrada. Vean qué dos personajes. Fíjense en su ridícula máscara, el trapo pintado con el emblema etarra, la boina en la cabeza. Y ahora, háganse esta pregunta: ¿Se sentarían ustedes, en la misma mesa, que estos indeseables?, ¿tendrían algo de que hablar con ellos?.
Si, como imagino, su respuesta ha sido negativa, supongo que ya se habrán dado cuenta a donde quiero ir a parar.
Exactamente, al mismo lugar que ustedes.

No hay comentarios:

Entradas relacionadas