miércoles, 29 de agosto de 2007

¡Menos humos!


Se está poniendo complicado esto del fumar, al menos en la avanzada Suecia.

O si no que se lo digan una mujer que ha sido obligada por un tribunal de justicia de su propio país a delimitar una zona de no fumadores en su propio jardín (zona rayada en rojo, en la foto).

La sentencia llega por la queja de un vecino que, al parecer, se sentía profundamente molesto por el humo de la susodicha. Su abogado, moderadamente satisfecho con el fallo, exige que se imponga una multa a la vecina de 2.000 coronas suecas (unos 200 y pico euros, al cambio) cada vez que fume en la zona prohibida.

No terminan de creerlo? Pues lean, lean...

¡Creo que después de esto le habrán bajado los humos a la señora!

No hay comentarios:

Entradas relacionadas